LEBAS

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¡LEBAS Ganador del Premio Chihuahua !
2013 & 2015

 

vídeo maneras de aplicar LEBAS.
Articulo en la revista Cubana de ciencia agricola-www.redalyc.org  

Articulo en la revista Biociencias, www.biociencias.uan.edu.mx  

¿Qué es LEBAS®?

                                                                                                                                 *NO REQUIERE REGISTRO DE SAGARPA (PDF)


Ficha Tecnica


Es un aditivo líquido de levaduras Kluyveromyces lactis, Issatchenkia orientalis y Saccharomyces cerevisae obtenidas a partir de la fermentación en estado sólido de bagazo de manzana (BM), las cuales fueron identificadas a través de la extracción y amplificación del ADNr 18S mediante la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en ingles).

Para la identificación se realizó un cultivo de levaduras por dilución seriada y se aislaron 16 colonias a las cuales se les extrajo ADN para amplificar una región del ADNr 18S (752 pb). El producto de PCR obtenido se sometió a secuenciación y el análisis de las secuencias se realizo con el programa Blast de la base de datos del National Center for Biotechnology Information (NCBI).

Este aditivo aporta directamente al animal que lo consume, levaduras benéficas  activas en cantidades de 1e8 a 1e9  Cel/mL con una permanencia de 48 horas en el rumen del animal que lo consume, en comparación a las levaduras comerciales, que se ofrecen liofilizadas y que requieren de la temperatura corporal del animal para activarse en lapsos de hasta 12 horas, lo que desafortunadamente el animal las excreta antes de este tiempo.


¿Cómo funciona?


El aditivo de levaduras está enfocado principalmente en la reducción del uso indiscriminado de antibióticos en la producción animal, formando parte de los probióticos, prebióticos y simbióticos que se perfilan como las opciones más destacadas respecto de la utilización de antibióticos en animales y como una solución promotora de la calidad y de la seguridad alimentaria, actuando de manera directa en el sistema inmunológico del animal que lo consume, reduciendo de esta manera  la frecuencia del uso de antibióticos.

El aditivo de levaduras funciona como un activador ruminal, al aportar una gran cantidad de nutrientes al ambiente ruminal, lo que favorece el crecimiento de la micro flora y micro fauna ruminal, mejorando sustancialmente la fermentación en el rumen y con ello la digestibilidad de las fibras en las dietas de los animales, utilizando de 10 a 50% del alimento que consumen los animales y con ello reducir los costos de producción.


¿Qué ventajas aporta?


• La levadura está viva y activada.
• Mejora la palatabilidad del alimento.
• Fuente natural rica en proteínas.
• Una fuente natural de vitaminas del complejo B.
• Buen equilibrio de aminoácidos esenciales, con niveles altos en lisina.
• Es un buen complemento del alimento balanceado.
• Acelera los procesos de fermentación.
• Promotor de crecimiento.
• Mayor ganancia de peso.
• Reduce el acido láctico producido por la mala digestión de los alimentos.
• Estabiliza el pH ruminal.
• Fortalece el sistema inmunológico.
• Incrementos de leche y grasa en la producción lechera.
• Reducción de células somáticas.
• Mejora la digestibilidad de los lastres de mala calidad (Rastrojos y esquilmos agrícolas).
• Incrementa el número de protozoarios encargados de degradar las fibras.
• Mejores camadas en cerdos
• Aumenta la producción de leche materna.
• Reduce el exceso de amoniaco en cerdos y rumiantes.
• Acción estimulante de la inmunidad.
• Mejora la asimilación de nutrientes.
• Corrige el balance de la población microbiana.
• Reduces costos de producción.


Uso de Levaduras en la Nutrición Animal


Las levaduras utilizadas en la alimentación y nutrición animal son consideradas una alternativa de la alimentación denominada orgánica. Tienen grandes beneficios por su gran contenido en proteínas de alto valor biológico; vitaminas de complejo B, principalmente tiamina, riboflavina, niacina y ácido pantoténico. Además, contienen cantidades razonables de ergosterol, lo que las convierte en una excelente fuente de vitamina D.

Las levaduras mejoran notablemente el rendimiento de las proteínas, por el aporte de sus aminoácidos, en las que podemos apreciar que los niveles de lisina y metionina son sobresalientes.

En la alimentación de rumiantes, las levaduras agregadas en la dieta influencian el metabolismo microbiano ruminal y se ha reportado que al agregar cultivos de levaduras en dietas con una alta proporción de concentrado, se puede reducir la producción de lactato e incrementar un poco el pH en el rumen (Moya et al., 2008). Cuando se incluyen en dietas para ganado lechero, las vacas alimentadas muestran tendencias a tener menor concentración de acidos grasos no esterificados en la circulación sanguínea periférica, después del parto y tienden a incrementar el porcentaje de grasa en la leche (Putnam et al., 1997), la producción de leche (Bitencour et al., 2008), el consumo de materia seca (Dann et al., 2000) e incluso pueden disminuir la perdida de condición corporal después del parto (Robinson, 1997).

En los rumiantes las levaduras tienen un efecto benéfico en la ecología microbiana del conducto gastrointestinal; disminuyen la población de clostridium perfringens (Hernot et al., 2008), pueden capturar bacterias patógenas en el conducto gastrointestinal, esto debido a que esas bacterias se unen a las paredes celulares de levaduras (Ganner et al., 2008), permitiendo tener un efecto de modulación en la concentración microbiana en el intestino de cerdos destetados (Weedman et al., 2008).

Los cultivos vivos de levaduras permiten la estabilización de la micro flora normal del ciego cuando se ofrecen en la dieta a cerdas gestantes y lactantes (Walker et al., 2008), existiendo la posibilidad de incrementar su productividad, debido a incrementós en la ganancia de peso de las camadas y reducción del número de días del destete al empadre exitoso (Kim et al., 2008).


BIBLIOGRAFÍA


Dann, H. M., J. K. Drackley, G. C. McCoy, M. F. Hutjens y J. E. Garrett.  2000.  Effects of yeast culture (Saccharomyces cerevisiae) on prepartum intake and postpartum intake and milk production of Jersey cows.  J. Dairy Sci.  83:123-127.

Ganner, A., L. Fink y G. Shatzmayr.  2008.  Quantitative in vitro assay to evaluate yeast products concerning to their binding activity of enteropathogenic bacteria.  J.  Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 54.  (Abstract)

Hernot, D. C., G. C. Fahey, Jr., S. Reeves y M. Scott.  2008.  Microbiological and immunological effects of two yeast-based complex fermentation ingredients on adult dogs.  J. Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 213. (Abstract)

 Kim, S. W., H. Brandherm, B. Newton, D. Cook e I. K. Yoon.  2008.  Effects of dietary yeast culture supplementation to gestation and lactation diets on performance of sows and litters.  J. Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 347. (Abstract)

Moya, D., S. Calsamiglia, A. Ferret, J. L. Fandiño y L. Castillejos.  2008.  Effects of yeast culture on rumen microbial fermentation of heifers challenged with high-concentrate feeding.  J. Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 589. (Abstract)

Putnam, D. E., C. G. Schwab, M. T. Socha, N. L. Whitehouse, N. A. Kierstead y B. D. Garthwaite. 1997.  Effect of yeast culture in the diets of early lactation dairy cows on ruminal fermentation and passage of nitrogen fractions and amino acids to the small intestine.  J. Dairy. Sci. 80:374-384.

Robinson, P. H.  1997.  Effect of yeast culture (Saccharomyces cerevisiae) on adaptation of cows to diets postpartum.  J. Dairy. Sci.  80:1119-1125.

Walker, N., M. Cintora, H. Durand  y LeTreut.  2008.  Influence of a live yeast on the faecal microflora of gestation and lactating sows.  J. Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 293. (Abstract)

Weedman, S., M. Rostagno, J. Patterson, A. Kiess y S. Eicher.  2008.  Intestinal microbial effects of yeast products on weaned and transport stressed pigs.  J. Anim. Sci.  86 (Suppl. 2): 25. (Abstract)


                    


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal